productos gomez

REPARTIDORES DE COSTES


También llamados distribuidores de costes de calefacción o calorímetros. Son pequeños dispositivos electrónicos que, instalados sobre los radiadores de cada vivienda, nos permiten medir el consumo de calefacción. Los repartidores de costes de calefacción constan de una envolvente o carcasa que cubre la electrónica, dos sensores de temperatura, una unidad de cálculo, una pantalla LCD en la cual se pueden visualizar los valores de consumo, una fuente de alimentación (bateria), piezas de anclaje especiales antimanipulación y un mecanismo de precintado. Este último tiene la misión de proteger el repartidor de costes de calefacción de manipulaciones no autorizadas.


- Cada repartidor de costes de calefacción constituye una unidad funcional u operativa.

- Los repartidores de costes de calefacción, son aparatos de medición destinados al registro de la integral de temperatura con relación al tiempo.

- Están preparados para toma de lectura por radio frecuencia y disponen de alarmas contra manipulación para evitar intentos de fraude en la contabilización de consumos.

- Nuestros repartidores de costes han superado pruebas de funcionamiento certificadas por laboratorios europeos homologados y su funcionamiento se ajusta a la norma UNE:834.

- Repartidores de costes de la más alta calidad. Instalados en millones de viviendas por toda Europa.

repartidores costes

La temperatura constituye la base para la determinación del rendimiento térmico de los radiadores en los que se instalan los repartidores de costes de calefacción. Como establece la ley, nuestros repartidores de costes de calefacción utilizan una o más de las temperaturas características que determinan la capacidad térmica de la superficie del radiador para obtener su rendimiento. Su fuente de energía eléctrica es una bateria.

La lectura visualizada no calculada corresponde al valor aproximado de la integral de tiempo de la temperatura característica medida del radiador o de la integral de tiempo de la diferencia de temperatura entre la superficie del radiador y la temperatura ambiente.

Miden, por lo tanto, dos temperaturas: la de la superficie del radiador y la temperatura ambiente de la habitación donde el radiador está instalado.

Tal como exige la norma UNE-EN 834, el repartidor de costes de calefacción ha de ponerse en relación con el radiador de donde se encuentra instalado, ya que cada repartidor debe de programarse en relación a una serie de factores.

KC – Transferencia de calor de la superficie del radiador al repartidor de costes. KQ – Mide el rendimiento térmico del radiador, basado fundamentalmente en la potencia calorífica del mismo, el número de elementos, etc. Operando con los anteriores factores obtenemos un único factor "K". Para la determinación de los factores de conversión K cada fabricante de repartidores de costes dispone de una base de datos de radiadores, marcas, fabricantes, características, etc., que permiten la determinación de este factor. Por tanto, el factor K es único para cada radiador, y sólo es válido para el repartidor de costes instalado en cada radiador.

¿Realmente se ahorra energía?

Según el IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético), el ahorro potencial que puede obtenerse en la instalación de calefacción central de un edificio de viviendas, por la instalación de un sistema que permita la contabilización individual de la calefacción, de un 30%.

Gómez Contadores utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. Aceptar